Deseducando en igualdad

Ya avisaba Kant de que “el ser humano es lo que la educación hace de él”. La escuela es un agente de socialización que transmite conocimientos y valores. Un factor primordial de influencia en el futuro de niñas y niños cuyo principal objetivo es el desarrollo íntegro de las personas, independientemente del sexo al que pertenezcan. La existencia en España de escuelas compartidas, en las que conviven niñas y niños en aparente igualdad de derechos y deberes, y que establece un mismo currículo de enseñanza frente a la segregada, es relativamente reciente –pese al retroceso en este ámbito de manos de la LOMCE-. Pero lograr la igualdad real en las aulas a día de hoy sigue siendo una asignatura pendiente.

Aquí es donde entra la educación no sexista o coeducación. El alumnado ha de recibir un aprendizaje, así como capacidades, habilidades y valores, que le permitan, independientemente de su sexo, enfrentarse a una sociedad en continuo cambio, formando parte de ella como sujetos libres y con iguales oportunidades.

Ahora bien, no es una tarea fácil. En el sistema educativo actual coexisten actitudes y valores, tradicionalmente considerados propios de los chicos o de las chicas, integrados en  un sistema que teóricamente considera iguales a ambos. Por esta razón, la educación ha de potenciar la capacidad de mujeres y hombres por igual. Dejar atrás el lenguaje androcéntrico existente. Fomentar el respeto, la colectividad y valores igualitarios. Que la formación sea la base para alcanzar y difundir la equidad de género y profundizar en ellas. Reconocer los derechos, al igual que los del alumnado, los de las educadoras y educadores, pues estos últimos son la clave estratégica en la educación.

Concienciar al profesorado es de vital importancia pues, recordemos, es en la escuela donde los niños y niñas desarrollarán, en mayor medida, su capacidad crítica y empática. Son los maestros lo que tienen que erradicar la reproducción constante de estos roles estereotipados. Para ello han de sentirse implicados y conscientes de que la educación por la igualdad es una necesidad que afecta a ambos sexos. Han de tener plena disposición al acceso a una formación que les conciencie de por qué ha de implantarse el modelo coeducativo. Informar al alumnado de lo que es la igualdad de género aplicando y poniendo en práctica dichas informaciones en todos los ámbitos, pues no es un favor a las mujeres, es su derecho. De nada sirve enseñar la parte teórica si en la práctica el profesorado sigue sin extrapolarlo a la práctica.

Otro de los problemas es la existencia del  individualismo en la juventud, la cual muestra apatía política y social, así como un inmovilismo que conlleva que tengan una perspectiva del feminismo ajena a ellos. El abismo existente entre los jóvenes y las políticas de igualdad y el feminismo podría empezar a erradicarse gracias a la implantación de planes educativos que contengan estudios de género y una enseñanza que contenga un discurso y una explicación clara de lo que significa el feminismo, así como las desigualdades que sufren y de las que no son conscientes pues las tienen normalizadas. Todo esto ha de llevarse a cabo desde la colectividad, para que generación tras generación se impidan y no perduren los estereotipos que imperan en el día a día.

Este problema también lo encontramos en el ámbito político. Nuevo Gobierno y nueva Ley Educativa van de la mano, así como la mochila que cargan posteriormente rebosante de los problemas que ello conlleva. De nada sirve reiterar hasta la saciedad propuestas de igualdad que son meras declaraciones de intenciones que quedan en agua de borrajas. Será en el viaje hacia una educación igualitaria real donde habrá que mirar de frente al problema y no conformarnos con lo ganado en las primeras paradas obviando lo que queda de camino.

Azahara Ruiz Pérez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s